lunes , 17 junio 2019, 3:37 pm
Inicio / NACIONAL / Natalia emplaza a Don Francisco: “hay que tener alma para decir filo, eran 200 niños” Gracias.

Natalia emplaza a Don Francisco: “hay que tener alma para decir filo, eran 200 niños”

En casi una hora, comediante contó paso a paso el abuso sexual cometido a niños del Clan Infantil de “Sábados Gigantes”, en 1989. Recordó que los obligaron a callar el delito y a seguir trabajando con el agresor. Narró cómo creció con ese trauma y criticó la poca empatía de Mario Kreutzberger frente a la denuncia.

Cada vez que le preguntaban por su paso por el Clan Infantil ,de “Sábados Gigantes”, Natalia Valdebenito lo pintaba en colores. Mentía. Sin embargo, esa costumbre, que tenía tan pegada, casi robotizada en su mente, se rompió el domingo pasado en un entrevista que dio a CNN. Por primera vez dijo su verdad, sintió que ahora, a sus 39 años, sí podía verbalizar que hubo abuso sexual a menores dentro del programa de Don Francisco, cuando ella tenía 10 años, en 1989.

No dio detalles. Ese no era el momento, pero sí lo fue durante su programa “Café con Nata”, en la radio online Súbela.

La comediante le pidió a su amiga y colega radial Rayén Araya que la entrevistara sobre el tema, ampliamente comentado en la semana en matinales, y que tuvo al propio Don Francisco indicando que él nunca supo nada, bajándole el perfil a la denuncia.

¿Qué paso en el Clan Infantil?, fue la primera pregunta de Araya. En 52 minutos, Natalia contó paso a paso los vejámenes que sufrieron sus compañeros por parte de un camarógrafo de nombre Miguel, en un viaje a Puerto Montt. Cómo fue que los obligaron a quedarse callados y, encima, a seguir compartiendo con el abusador.

“A mí no me abusaron, el caballero este no me tocó, no me hizo nada malo. Yo había trabajado con él durante todo el año y recuerdo que él no me hizo nada malo”, partió aclarando, aunque con la distancia reconoce que “nosotras también fuimos abusadas al tener que pasar tiempo con ese tipo ahí”.

Daño
Respirando hondo y concentrada en cada palabra, se explayó. “Esto ocurrió en una noche. Teníamos habitaciones separadas (hombres y mujeres). A nosotras nos cuidaba una mamá y el camarógrafo estaba a cargo de los niños en la cabaña. Al otro día los niños nos cuentan esto (el abuso) a nosotras”.

Ella y sus amiguitas escucharon una grabación en casete de ese terrible momento, donde el maldito les decía a los infantes “tóquenme” y “hacía que ellos se masturbaban”, dio fe la triunfadora de Viña 2016.

“Este señor abusó de los compañeros. Era tan claro que después de esa noche no se lo llevaron, solamente lo trasladaron a un hotel… Eso lo contaron como gran cosa. En una habitación nos juntaron a todos y nos explicaron esto… Que este señor se había equivocado y lo iban a separar de nosotros, nos iban a mantener seguros sin él”.

Insólitamente, nada de eso se dio, recordó la actriz. Pese al conocimiento del delito, el degenerado continuó haciendo su pega con ellos, como si nada. “Recuerdo estar llorando todas en la cabaña, de hablarnos ente nosotras y yo decir ‘tapémonos el poto para evitar que nos hagan algo’, porque el tipo seguía ahí… Seguía detrás de la cámara y había que mirarlo a él”.

El que guardaran silencio fue otra imposición a los chiquititos. “En una reunión se nos dice que nos tenemos que quedar callados, que ellos le van a explicar a los papás”, contó la ex “El club de la comedia”, agregando que después de varios días su mamá fue informada por la producción y ésta “volvió con miedo a la casa porque los hicieron callar a ellos también”.

Renunció al clan y pasó noches enteras llorando, traumatizada por lo acontecido.

Incrédulos
La conversación también abordó las críticas que se le han hecho a la standapera por destapar el caso, sin entregar nombres y ensuciar de alguna manera la marca del programa y de su animador.

El matinal de Mega “Mucho Gusto” fue uno de los que abordó lo sucedido, por el lado de rescatar la institución del programa y del Clan Infantil.

Valdebenito fue certera: “Es lo mismo que pasó hace 30 años. Se preocuparon de la institución, de la figura de ese animador y no de los niños que estábamos ahí. Es increíble que gente que sí tiene hijos no ponga por encima de cualquier cosa a ellos. La duda, el “a ver esperemos…”.

Otro de los comentarios a lo que se refirió Nata fue a los de Mario Kreutzberger, quien esgrimió que “pasaron como 200 niños por el clan, no sé cuál es el hecho a que se refiere. Nunca supe de algo muy grave”.

“¿Hablan en número? (…) Él sabrá qué valor le da a mi relato y al de cualquier niño que en su programa haya sido abusado. Eso también habla de la calidad humana de la gente. Hay que tener alma para decir, filo, fueron más de 200 niños”. Y le dio más fuerte aún: “Es por niños que se hace la Teletón y si alguien cree en esa institución, que yo sí creo en la institución, mas no el en el show; deberá saber que a los niños se les protege en todos los ámbitos… Después de esto todo se rompió (en el Clan) y por eso es raro que digan ‘hey, no pasó nada’, ‘no me acuerdo de nada’, si ese fue el último Clan infantil que se hizo en Chile y fue por esta razón”.

Sobre las consecuencias que le podría traer haber visibilizado esos horrores, Natalia puso la frente más en alto: “Nunca le he dado tanto valor a la televisión ni a Don Francisco, tiene que ver con proyecciones profesionales. Para mí no significa nada especial ese caballero, ni el programa. Nada”.

Terminada la entrevista se abrazó a Rayén entre lágrimas.

Psicóloga explica el “miedo a decirlo”
Maribel Corcuera, psicóloga infantil, explica lo que está viviendo Valdebenito. “Al tener conciencia de que hubo un abuso, existe el miedo a decirlo, debido a muchos factores, como la culpa o la vergüenza que se siente por haber vivido una situación como esta, por el cuestionamiento interno de ‘¿cómo lo permití?, ¿cómo no fui capaz de frenarlo?’, pero cuando se logra hablar, se logra verbalizar, la persona puede comenzar a perdonarse”.

Agrega que “cuando una persona que fue víctima de manera directa o indirecta de un abuso, es natural que años después del hecho manifieste emociones al respecto, dolor, llanto o rabia, porque el cerebro poco distingue entre los recuerdos y algo que ocurrió hace poco. El impacto sobre las emociones es el mismo, por lo que es muy normal que Natalia se haya emocionado al momento de dar la entrevista y revela lo fuerte que fue para ella esa experiencia”.

Fuente: lacuarta.cl

Califica

MIRA ESTA NOTICIA

ACOSO EN EL GOBIERNO REGIONAL | Alumna interpone querella criminal y deja en jaque al Intendente Quezada durante visita de Piñera a Iquique

El mismo día en que el Presidente de la República pisó suelo iquiqueño, la alumna …

Nuestro WhatsApp