" /> Presidencia de Chile en la COP25 genera molestia por ceder ante los "contaminadores" | | Radio Paulina
miércoles , 2 diciembre 2020, 12:50 pm
Inicio / INTERNACIONAL / Presidencia de Chile en la COP25 genera molestia por ceder ante los “contaminadores”

Presidencia de Chile en la COP25 genera molestia por ceder ante los “contaminadores”

Noticias no muy alentadoras para Chile surgen esta jornada desde la cumbre climática COP25, que se desarrolla en Madrid.

Según consigna el medio español La Vanguardia, las negociaciones para alcanzar un acuerdo en la cumbre de Madrid se prolongaron durante toda la mañana sin visos de consenso. La COP25 debía servir para dar un impulso a la ambición climática (al menos, esa era la terminología reiteradamente utilizada por la presidencia chilena), pero a medida que avanzan las negociaciones se extendía el temor a que en realidad estemos en un estancamiento o, incluso, una regresión en el desarrollo y aplicación del acuerdo de París.

“Nosotros hemos trabajado unas horas suplementarias, debemos mostrar al mundo exterior que tenemos promesas, que el multilateralismo funciona”, insistió el sábado por la mañana la ministra chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, que preside la COP. “Las soluciones que proponemos son equilibradas”, aseguró. Pero casi nada la creyó.

El consenso no se abrió paso en los documentos propuestos, en ningún de los capítulos trascendentales: la ambición futura en materia de reducción de gases, la financiación de los países del sur y, sobre todo, las reglas de funcionamiento de los mercados internacionales de carbono. “Era la COP de la ambición, pero no la vemos por ningún lado”, criticaba Carlos Fuller, delegado de Belize hablando en nombre del grupo de países estados insulares, que expresaban su descontento.

Ese descontento se expresaba en clara frustración y rotunda decepción en boca de las organizaciones sociales que participan en la cumbre como observadores.

“La última versión de la propuesta presentada por la presidencia nos parece completamente inaceptable. No apela a un aumento de la ambición de los países para mejorar sus planes de reducción de emisiones”, declaró Alden Meyer, responsable de estrategias de la Unió de los Científicos Preocupados.

“Si los líderes mundiales fracasan en el aumento de la ambición climática en la próxima COP26 en Glasgow, la meta acordada en París para detener el aumento de temperaturas por debajo de los 2ºC, y mucho menos la meta de 1,5ºC, será casi imposible de alcanzar”, añadió.

“El planeta está ardiendo y cada vez es más difícil de alcanzar la ventana de escape”, sentenció.

El borrador del acuerdo presentado por Chile “es del nivel más bajo, injusto e inmoral. Los líderes tienen que responder al llamamiento de los jóvenes, los indígenas y los países vulnerables”, añadió Meyer.

Muy dura se mostró también Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional, quien acusó directamente a la presidencia de Chile.

“Chile tiene que proteger la integridad del acuerdo de París. El enfoque que ha imprimido muestra que ha oído más a los contaminadores que al pueblo”. Por eso, le pidió a la presidencia que se mantenga firme frente a Estados Unidos, Brasil y Japón, países a los que acusó de “querer destruir el planeta” dando paso a un mercado de carbono “que antepone los intereses de los contaminadores por encima de los de la gente”.

Los tres países son partidarios de un funcionamiento de los mercados de carbono con reglas poco robustas, lo cual despierta las iras de las organizaciones sociales y el rechazo claro de la UE.

En general, las quejas contra la presidencia chilena tienen que ver con la insuficiente ambición climática. Pese a que ese era uno de los grandes compromisos de la presidencia chilena, las diversas partes echan en falta de claridad en lo que refiere a las contribuciones determinadas a nivel nacional.

Según la representante de la Unión Europea, “es imposible salir de aquí sin un mensaje más fuerte de ambición”.

Se necesita claridad en lo relativo a las contribuciones a nivel nacional de los países en su esfuerzo contra la crisis climática, “que tienen que ser mayores que ahora”.

Brasil, representado por su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, ha sido especialmente beligerante y ha dicho que discrepa del contenido del último borrador, con el que han trabajado porque prioriza los océanos, frente al informe del uso de la tierra, y eso supone “una línea roja para nosotros”, informa Efe.

La delegación de Arabia Saudí, por su parte, asegura “no aceptar que el informe del uso de la tierra elaborado por el grupo de expertos de la ONU sobre cambio climático (IPCC) sea menos importante que el del océano. “No lo toleraremos”, ha dicho el representante de este país en línea con varios otros Estados.

Rusia es otro de los países cuya delegación ha protestado por el tratamiento prioritario del informe sobre el océano frente al de la tierra. “Esto tiene que estar equilibrado”, aseguraron.

México, una de las intervenciones más aplaudidas, reclamó claridad en el tema de los derechos humanos de los indígenas y ha exigido una mayor ambición. “No se puede abandonar Madrid sin un reconocimiento de la ambición ni un mayor compromiso con las contribuciones nacionales”, reiteró.

Países como Noruega han señalado que ese texto “no llama realmente a las partes a ser más ambiciosas y no escucha a la ciencia”, uno de los pilares en esta cumbre.

Y Colombia se mostró preocupada porque la nueva negociación pueda suponer “un paso atrás” a lo ya acordado. “No es suficiente, es inaceptable. Esperamos, como otros, que estas decisiones se puedan implementar y funcionen”.

La ministra española en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha incidido en que estamos en “un momento difícil” intentando “dar respuestas a lo que demanda la gente en la calle”.

Las acciones contra el cambio climático tienen “que responder a lo que demandan la ciencia, los ciudadanos y los gobiernos”, dijo.

Un grupo de diez países liderados por Costa Rica se han unido durante las negociaciones para incorporar los llamados Principios de San José para la Alta Integridad de los Mercados Internacionales de Carbono con el objetivo de crear un mecanismo “justo y sólido”. Así lo suscribe un grupo integrado por Costa Rica, de Suiza, Belice, Colombia, Paraguay, Perú, Islas Marshall, Vanuatu, Luxemburgo e Islas Cook, informa Europa Press.

Este grupo de países presentó a la presidencia de la COP de Chile un conjunto de principios que describen las condiciones para el acuerdo.

Los principios de San José son once condiciones que van desde asegurar la integridad ambiental hasta evitar la doble contabilidad, evitar el traspaso de créditos anteriores a 2020 al nuevo sistema, bloquear tecnologías incompatibles con la reducción de emisiones o garantizar financiación para los países en desarrollo.

Estos países invitan a otros y a entidades multinacionales y subnacionales e instituciones multinacionales a unirse a la plena operacionalidad de todos los principios anteriores, para “apoyar la mayor ambición e integridad ambiental posible”.

Que piensas?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry

MIRA ESTA NOTICIA

TC deja en suspenso resolución y pide más antecedentes al Congreso antes de decidir si acoge a trámite requerimiento de Piñera

Luego de que el gobierno acudiera al Tribunal Constitucional por el proyecto presentado por la …

Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
Nuestro WhatsApp