Inicio COMUNICADOS PAPA FRANCISCO ACEPTA RENUNCIA DEL CARDENAL ANGELO SODANO, ACUSADO DE ENCUBRIMIENTO DE...

PAPA FRANCISCO ACEPTA RENUNCIA DEL CARDENAL ANGELO SODANO, ACUSADO DE ENCUBRIMIENTO DE PEDERASTIA

86
0

Durante este sábado se confirmó que el Papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal Angelo Sodano (92), quien era decano del colegio cardenalicio y acusado de encubrimiento de casos de abuso sexual contra menores de edad.

Sodano fue nuncio apostólico entre 1977 y 1978 -en plena dictadura militar de Augusto Pinochet-, periodo al que es vinculado de encubrir casos de abuso sexual como el del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel.

La decisión del Sumo Pontífice se da a conocer luego de la ceremonia de felicitaciones de Navidad de la Curia romana y, además, establece que el cargo que ostentaba Sodano deje de ser vitalicio y posea una duración de cinco años con posibilidad de renovación.

“Me parece oportuno que de ahora en adelante el cardenal Decano, que siempre será elegido por los miembros de la orden de los obispos según las modalidades establecidas por el can. 352 § 2 del Código de Derecho canónico, permanezca en el cargo por un quinqueno (cinco años) eventualmente renovable y que al concluir su servicio, pueda asumir el título de decano emérito del colegio cardenalicio”, aseguró la máxima autoridad de la Iglesia Católica en una publicación de Vatican News.

Publicidad

Conocida la noticia, a través de su cuenta de Twitter, el periodista e investigador de los casos de abuso eclesiástico y que plasmó en su libro Rebaño, Oscar Contardo, describió a Sodano como “un ultra conservador que se ganó la confianza de Juan Pablo II por sus servicios como nuncio en Chile, durante la dictadura. Amigo de Karadima y gran promotor del criminal perverso Marcial Maciel que a través del dinero de los legionarios, lo llenó de regalos.

Además, Contardo fue categórico en señalar que “Angelo Sodano ayudó a que Marcial Maciel se encumbrara, que las denuncias en su contra fueran silenciadas y que su obra, Los Legionarios de Cristo, se fortaleciera entre las clases altas de los países latinoamericanos. No se trataba de fe, se trataba de dinero y poder”.

Publicidad