Inicio NACIONAL Crecen cuestionamientos al uso de túneles sanitizadores. Expertos alertan sobre los riesgos...

Crecen cuestionamientos al uso de túneles sanitizadores. Expertos alertan sobre los riesgos a la salud

6
0

En medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, las comunas a lo largo del país multiplican los esfuerzos con todo tipo de iniciativas para contener los índices de contagio entre la población.

Una de esas soluciones ha sido la implementación de “túneles sanitizadores”, los que han encendido las alarmas entre los expertos debido al uso de sustancias químicas habitualmente destinadas a la desinfección de superficies inertes, pero que ahora se han comenzado a aplicar sobre personas, lo que podría tener efectos nocivos para la salud.

Si bien los especialistas sostienen que las sustancias que suelen utilizar estos túneles en el país, como hipoclorito de sodio, amonio cuaternario, ácido hipocloroso u otro tipo de soluciones desinfectantes o desincrustantes, están aprobadas por la autoridad, cuestionaron el uso que se ha dado sobre las personas en la vía pública y su eficacia sobre ellas.

El Comité Consultivo de Infecciones Asociadas a la Atención de Salud de la Sociedad Chilena de Infectología, en su documento sobre el uso racional de antisépticos y desinfectantes, define como “desinfección” la destrucción de microorganismos en objetos inanimados, que asegura la eliminación de las formas vegetativa pero no la eliminación de esporas bacterianas. Y como “Antiséptico” a todo agente químico utilizado en el control de microorganismos de la piel u otro tejido vivo, sin afectar sensiblemente a estos mismos.

“Estas sustancias son eficaces para inactivar el virus, pero el problema es la seguridad, porque estas sustancias están aprobadas por las entidades internacionales y por la autoridad sanitaria chilena, pero bajo la condición que siempre se aplique sobre las superficies inanimadas, es decir, sobre objetos y en mesas. Se asocian mucho a procesos de desinfección de hospitales, de superficies, no sobre personas”, recalcó el académico de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Concepción, Claudio Müller, especialista en Toxicología ocupacional.

Aún cuando las personas mantengan medidas de protección al circular por un pórtico, las sustancias fácilmente pueden ingresar a la vía aérea y tomar contacto con la piel, advirtió el profesional. Sobre este punto, la mayoría de los productos que se están aplicando tienen advertencias del fabricante ante la aplicación accidental en los ojos, algo que podría ser recurrente en los túneles sanitizadores, “emprendimientos” donde no se entregan gafas protectoras a cada persona que cruza por ellos.

Para la directora del departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca, Erika Retamal, su uso es discutible pues la mayoría utiliza hipoclorito, es decir, agua clorada que elimina el virus, principalmente, de la ropa, pero no existe un estudio serio respecto que realmente prevenga la infección.

La especialista advirtió que estas sustancias pueden resultar dañinas sobre todo en aquellos que tienen ya el coronavirus o con problemas respiratorios.

En el caso de los túneles cuya instalación se ha promocionado en la región de Tarapacá, algunos de ellos contienen piróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y ácido cítrico. El primero de estos componentes tiene bajo efecto sobre virus, de acuerdo a la Sociedad Chilena de Infectología, y, además, advierte que no debe aplicarse en los ojos.

En el caso de otro de los elementos utilizados, el amonio cuaternario, se trata de un químico inocuo para el ser humano tras la aplicación en superficies, pero que no debe aplicarse directamente sobre personas, ya que produce irritación de mucosas y ojos, y en personas alérgicas puede producir dermatitis o cuadros bronquiales obstructivos.

POLÍTICA ZIGZAGUEANTE

Pese a que el decreto supremo 157/05 es tajante al señalar que estos productos no pueden aplicarse, en ningún caso, sobre personas o animales, este lunes la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, relajó esa disposición sanitaria tras señalar, mediante el Oficio Ordinario 1313, que las empresas desinfectantes pueden prestar sus servicios mediante la acreditación de antecedentes y la autorización de la seremi de Salud respectiva.

Entre los requisitos que abrieron la puerta a los túneles sanitizadores, se encuentran la identificación de la empresa, su representante legal y su responsable técnico; productos de desinfección a utilizar, los cuales deberán acreditar el registro respectivo en el ISP; lista de los equipos de aplicación de desinfectantes; y procedimiento por escrito de los productos a aplicar, así como de la forma de aplicación correspondiente que aseguren que los trabajos que se ejecuten sean los técnicamente eficaces y que se desarrollen en óptimas condiciones de higiene y seguridad.

Sin embargo, esta misma semana el seremi de Salud de Tarapacá, Manuel Fernández, sostuvo que estos dispositivos pueden dar una “falsa sensación de seguridad”, lo que relajaría a las personas que pasan por los túneles. En tanto, su par del Biobío, Héctor Muñoz, simplemente prohibió el uso de túneles sanitizadores luego de la misma circular emitida por Paula Daza, argumentando que “la desinfección de las personas no está regulada en la normativa sanitaria y bajo ningún punto de vista se puede aplicar desinfectantes aplicados para otros usos directamente en la piel de las personas”.

El documento de las subsecretaria señala que no existen recomendaciones por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro para Control de Enfermedades (CDC), la Agencia de Protección Ambiental para los Estados Unidos (USEPA), ni otras organizaciones, “acerca de aplicar directamente sobre las personas ningún tipo de desinfectante a raíz de la pandemia por SAR COV2″. Pero, pese a ello, dejó al arbitrio de los seremis y de formularios con de buenas intenciones de las empresas la posibilidad de rociar a las personas con químicos.

En esta línea, Muñoz explicó a través de una declaración escrita que “esta autoridad sanitaria no aceptará proyectos de sistemas que utilicen desinfectantes para ser aplicado a las personas, cualquiera sea la forma de aplicación o naturaleza de la sustancia usada, y sólo evaluará autorizar su aplicación a vehículos, implementos o superficies inertes, previo a fiscalización de nuestra área técnica”
Sin embargo, alcaldes de esa región que tienen instalados estos implementos en sus territorios rechazaron el anuncio de la autoridad sanitaria.

El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz Vera, dijo que la decisión de eliminarlos “es una muestra más de la política zigzagueante del Ministerio de Salud en el abordaje de la pandemia, ante las iniciativas de los alcaldes”.

En tanto, el jefe comunal de San Pedro de la Paz, Audito Retamal, calificó como “inconcebible” la situación y apuntó a las “inconsistencias en las acciones del gobierno”.

Retamal agregó que “vamos a tener que entrar como municipios en un estado de rebeldía contra el Gobierno y nosotros veremos entonces cómo aplicamos las normas que favorecen la protección de los vecinos”.