Inicio COMUNICADOS Unidades críticas de regiones colapsan y Salud activa puente aéreo con avión...

Unidades críticas de regiones colapsan y Salud activa puente aéreo con avión Hércules

33

La situación de la pandemia en regiones está en estado crítico. Así lo reconocen tanto autoridades como médicos locales. Una de las zonas que están más complicadas y exigidas en su demanda de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) es la Región de Antofagasta.

“La situación es crítica en este momento, están el 100% de las camas UCI ocupadas. Hay unos ventiladores como infraestructura, pero faltan Tens, faltan enfermeras, kinesiólogos y médicos para que se pueda armar en el fondo toda la unidad de críticos y se puedan usar esos ventiladores”, admite la secretaria regional del Colegio Médico de Antofagasta, la médica Jéssica Troncoso.

El colapso tuvo, en la tarde del miércoles, un efecto inmediato: el Hospital Militar del Norte comunicó que cerró temporalmente su Servicio de Urgencia para que su personal institucional y en convenio apoye al Hospital Regional de Antofagasta.

Dado este estrés del sistema, el Minsal activará desde hoy un puente aéreo haciendo uso del avión Hércules de la Fuerza Aérea en coordinación con el Samu Metropolitano. Este mecanismo para realizar traslados aéreos de pacientes con Covid-19 a otras regiones no se ocupaba desde noviembre del año pasado. Enero, de hecho, lidera a partir de hoy como el tercer mes durante toda la pandemia en que se han hecho más traslados aéreos y a este ritmo podría ser el que registre cifras récord en un año (ver infografía).

“Con un Hércules trabajando todo el día sacando de a cuatro pacientes, más los que podamos sacar por privados, podemos estar trasladando entre seis y ocho pacientes”, explica la directora del Servicio de Salud Metropolitano Central, Patricia Méndez.

Ayer, hasta el cierre de esta edición, se había trasladado a seis pacientes: dos de Puerto Montt, dos de Antofagasta, uno de Iquique y uno de Curanilahue. Para hoy está programado sacar a ocho pacientes de Antofagasta, cuatro en Hércules y otros cuatro con empresas privadas. Hay otros dos aviones ambulancia privados listos para sacar pacientes desde cualquier ciudad de origen que se requiera, todos con destino a Santiago.

El traslado de enfermos es una de las apuestas del Minsal para hacer frente al colapso de las UCI, pero Méndez advierte que el escenario no es el mismo que en la primera ola: “El año pasado esto fue escalonado y progresivo. Partimos trasladando desde Santiago a provincias en un primer tiempo, pero sin que estuvieran al mismo tiempo tensionadas las regiones del país. Eso nos daba más capacidad de gestión. Íbamos trasladando de un lugar que estaba muy demandado a otro que tenía camas disponibles y camas libres”, dice la directora.

En cambio ahora, explica, “tenemos varios puntos en el país que tienen necesidad de camas y se está produciendo al mismo tiempo la necesidad, tanto en el norte como en algunos lugares del sur, y en un ambiente en que tenemos la RM también un poquito tensionada”.

Regiones colapsadas

Ayer el presidente de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva, Darwin Acuña, dijo que la ocupación de camas críticas es de 92%: “Tenemos abiertas 2.337 camas. De ellas, el 58% es ocupado por Covid-19. Tenemos más de mil pacientes en ventilación mecánica con esta enfermedad y va en aumento. Las camas disponibles se están haciendo cada vez más estrechas”.

En Magallanes la situación también es crítica: “La situación es que las camas de UCI propiamente tal están agotadas y estamos tratando con las autoridades de gestionar la mayor cantidad de cupos, pero estamos en una fase de agotamiento, de estrés”, dijo ayer el jefe de la UPC de ese hospital, Marcelo Montaner.

En Valparaíso la realidad es similar: el miércoles, el Hospital Carlos van Buren se quedó sin camas UCI. “Sabemos que es una situación dinámica, por lo que tuvimos que contar con camas intermedias y adicionalmente estamos viendo aumento de capacidad “, dijo el subdirector médico del recinto, Rodrigo Riveros.

En la Región del Biobío estaban llegando al límite. “Tenemos 244 camas UCI complejizadas. De ellas, hay 27 camas UCI disponibles que son el 11% de disponibilidad, y 28 camas UTI de 130, que son el 22% de disponibilidad”, informó el coordinador de la red asistencial de la zona, Carlos Vera.

Sin embargo, el Minsal ha llamado a la calma. “Tenemos una oportunidad de crecimiento de más de 900 camas, esto es para transmitir que tenemos una reserva importante”, informó ayer el ministro Enrique Paris. De hecho, si la apuesta por las aeroevacuaciones no es suficiente, Salud aún puede cerrar todo lo que no sea coronavirus y esté ocupando recursos intensivos. En esa línea, la estrategia incluye que la capital aumente entre 400 y 700 camas en dos semanas. Todo sobre la base de que Santiago mantenga una positividad de 4%.

Ayer, en tanto, el país registró 4.363 nuevos casos de Covid-19, lo cual elevó la cifra de casos activos a 25.048. A su vez, se informaron 108 nuevos fallecimientos, por lo tanto el total de decesos llegó a 17.702.