Inicio DESTACADAS PDI y Fiscalía de Tarapacá desarticularon organización criminal con 415 kilos de...

PDI y Fiscalía de Tarapacá desarticularon organización criminal con 415 kilos de droga

En el procedimiento se logró la detención y formalización de siete sujetos: dos chilenos, tres colombianos, un dominicano y un venezolano. Tenían como base de operaciones las regiones de Tarapacá y Metropolitana.

21

La Policía de Investigaciones (PDI),  a través de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Iquique (Brianco) en un trabajo mancomunado con la Fiscalía Local de Alto Hospicio, logró la detención de siete personas por infringir la ley que sanciona el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas, resultando en la incautación de 415 kilos de droga.

Tras tres meses de investigación, los detectives lograron detectar y neutralizar a una parte importante de una organización criminal con base en las regiones de Tarapacá y Metropolitana, la cual estaba compuesta por dos chilenos, tres colombianos, un dominicano y un venezolano.

El viernes 26 de marzo, se detuvo al cabecilla de la organización en la ciudad de Santiago, un sujeto de nacionalidad dominicana junto a su pareja y dos colombianos que cumplían funciones como brazos operativos.

En tanto, en la región de Tarapacá, fueron aprehendidas otras tres personas, dos chilenos, encargados de la custodia y del transporte de la droga, además de un ciudadano venezolano, quien era el responsable de darle cuenta de los movimientos al imputado dominicano.

En el operativo se incautaron 397 kilos 063 gramos de cannabis sativa y 18 kilos 380 gramos de cocaína base, arrojando un peso total de 415 kilos 443 gramos, todo avaluado en  $2.263.850.000.

Además, se decomisaron cuatro vehículos, equipos telefónicos, dinero en efectivo y diversos medios de prueba.

Los imputados fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantía de la comuna de Alto Hospicio y de la región Metropolitana.

En la audiencia de formalización en Alto Hospicio, el fiscal Héctor López explicó que la banda era liderada por un ciudadano dominicano, con domicilio en Santiago, quien trabajaba con distintos brazos operativos para realizar el ingreso de la droga, acopiarla en Alto Hospicio o Iquique, y luego trasladarla vía terrestre a la capital. Los imputados fueron formalizados por tráfico ilícito de drogas, quedando todos en prisión preventiva.