Publicidad
Home DESTACADAS Colegios auditados por Contraloría General Regional presentaron deficiencias en protocolos sanitarios

Colegios auditados por Contraloría General Regional presentaron deficiencias en protocolos sanitarios

La muestra se concentró en 7 establecimientos educacionales, todos particulares subvencionados, ya que en marzo los de dependencia municipal no impartían clases presenciales.

0

La Contraloría General Regional (CGR) de Tarapacá, en cumplimiento de su plan anual de fiscalización para el presente año, y en virtud de sus atribuciones revisó el Programa de Retorno a Clases Presenciales de los Establecimientos Educacionales, específicamente el cumplimiento de los protocolos sanitarios impartidos por la Subsecretaría de Educación a nivel nacional.

El informe emitido el 13 de mayo, arroja como resultado de la auditoría, que los colegios registraron entre 1 y 3 observaciones de un total de 6 aspectos auditados. Como ninguno cumplió al 100 por ciento con los protocolos sanitarios, la SEREMI  de Educación de Tarapacá deberá informar a Contraloría, en un plazo de 60 días, las medidas adoptadas para corregir las observaciones.

Para establecer la muestra de la fiscalización, de un universo de 186 establecimientos educacionales en la región dependientes de Departamentos de Educación Municipal, Corporaciones Municipales, particulares subvencionados y de administración delegada, Contraloría escogió 7 en base a determinados criterios.

Esta muestra quedó conformada por el Colegio San Antonio de Matilla, Colegio Sagrado Corazón de Jesús, Liceo Superior Diego Portales y Colegio Macaya, ubicados en la comuna de Alto Hospicio; y Colegio Bajo Molle, Colegio Humberstone y Colegio Academia Tarapacá, de la comuna de Iquique.

Cabe señalar que durante el período de la auditoría, estos 7 recintos educativos en total tenían una matrícula de 10.487 estudiantes, de los cuales 2.485 asistieron a clases presenciales en las fechas de las fiscalizaciones. Esto es, los días  12, 15, 18 y 19 de marzo.

En esta oportunidad, la totalidad de los colegios revisados corresponden a particulares subvencionados, ya que aquéllos dependientes de Departamentos de Educación y Corporación Municipal de Desarrollo Social, no se encontraban impartiendo clases presenciales en marzo.

La pregunta de la auditoría fue ¿Cumplen los establecimientos educacionales con las medidas establecidas en los protocolos impartidos por la Subsecretaría de Educación para el retorno a clases presenciales de marzo de 2021?

Como resultado,  se advirtieron deficiencias en la implementación de medidas sanitarias preventivas del COVID-19, ya que de las inspecciones efectuadas en 7 colegios de la provincia de Iquique, se detectó que el Liceo Superior Diego Portales y Colegio Macaya  no describieron en el “Plan de funcionamiento 2021” las rutinas de ventilación y lavado de manos.

Mientras que 3 recintos (Colegio Humberstone, Colegio Sagrado Corazón de Jesús y Colegio San Antonio de Matilla) mantenían bidones de desinfectantes sin el etiquetado de autorización del Instituto de Salud Pública, ni las recomendaciones de uso del fabricante, hechos que no se avienen con las instrucciones del Ministerio de Educación y los protocolos emitidos por la Subsecretaría de Educación para el retorno seguro a clases presenciales en marzo de 2021. En consecuencia, la SEREMI de Educación deberá informar documentadamente, a través del Sistema de Seguimiento y Apoyo CGR, en un plazo de 60 días hábiles, las acciones emprendidas por los establecimientos educacionales para corregir tales incumplimientos.

Fueron comprobadas faltas en la organización de la jornada escolar, ya que el Colegio Humberstone no había fijado horarios diferidos de entrada y salida de clases; 3 planteles (Colegio Sagrado Corazón de Jesús, Liceo Superior Diego Portales y Colegio Academia Tarapacá) no tenían la indicación de aforo permitido en algunas de sus dependencias y en uno de ellos no había distanciamiento mínimo de un metro en la disposición de mobiliario en salas de clases, todo lo cual no se ajustaba a lo recomendado por el Ministerio de Educación en los protocolos respectivos. Al respecto, el servicio deberá informar con el respectivo respaldo documental en un plazo de 60 días hábiles y a través del Sistema de Seguimiento y Apoyo CGR, las medidas adoptadas por los recintos educacionales.

Asimismo, se advirtió que los establecimientos inspeccionados, si bien contaban con medidas relacionadas con la concentración de más de 50 personas, se debe tener presente la situación particular que se produce en los recreos, donde se observaron estudiantes sin el distanciamiento físico entre ellos como fue el caso del Colegio San Antonio de Matilla y Colegio Bajo Molle.

Por otra parte, se constató que en el Colegio Macaya no se estaba cumpliendo con la rutina de ventilación a cabalidad en sus salas de clases, por lo que la SEREMI de Educación deberá solicitar a los establecimientos involucrados que efectúen acciones para que, cuando corresponda, refuercen la vigilancia en estas materias, de manera de reducir la posibilidad de riesgo de contagio en la comunidad escolar.

 

Escríbenos a WhatsApp
Salir de la versión móvil