Publicidad
Home DESTACADAS Defensor Regional de Tarapacá se reunió con la comunidad LGTBIQ+ del penal...

Defensor Regional de Tarapacá se reunió con la comunidad LGTBIQ+ del penal de Alto Hospicio

Actualmente unos 60 internos, entre imputados y condenados conforman dicho módulo. La actividad contó con el apoyo del encargado regional de Derechos Humanos de Gendarmería Tarapacá, Carlos Barretto.

0

La comunidad de personas LGBTIQ+ (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales, intersexuales, queers y más) del complejo penitenciario de Alto Hospicio tuvieron la oportunidad de profundizar el conocimiento de sus derechos en un encuentro realizado con el defensor regional de Tarapacá, Gabriel Carrión, esta semana.

La actividad contó con los resguardos necesarios por la pandemia de Covid-19. En el módulo LGBTIQ+ permanecen tanto personas imputadas como condenadas.

La jornada se realizó en una de las salas de visita y fue organizada por el defensor regional y el encargado regional de Derechos Humanos de Gendarmería Tarapacá, Carlos Barretto. A ésta también asistieron la encargada local de Derechos Humanos en el penal, Jacqueline Saldivia y una docena de internas e internos del citado módulo.

Gabriel Carrión explicó la misión institucional, los derechos de las personas ante el sistema de justicia penal, la forma en que se presta la defensa penal pública en la zona, así como los planes que se preparan para los próximos meses, tales como el “Modelo piloto de defensa penitenciaria universal”.

La primera parte de la jornada culminó con las preguntas de los y las asistentes sobre lo expuesto, pero principalmente respecto de las observaciones que hacen a la realidad carcelaria que viven las personas que, como ellas y ellos, buscan el reconocimiento y respeto de sus identidades y derechos frente a una sociedad que los ha discriminado sistemáticamente.

“Mi presencia aquí tiene, precisamente, el objetivo de constatar en terreno mismo que sus derechos se respeten, que la defensa jurídica que nosotros otorgamos sea de calidad y recoger sus observaciones e inquietudes”, manifestó al grupo el defensor regional.

La segunda parte consistió en un recorrido del directivo por los módulos, habitaciones y talleres que estas personas tienen en la cárcel, dependencias que han debido ajustar a sus necesidades y visiones personales de vida.

La visita generó encontradas sensaciones, por la especial calidez y orden de esas dependencias, que contrastan con el rigor y las carencias que caracterizan a cualquier recinto penal.

En el módulo LGBTIQ+ cumplen prisión alrededor de 60 internos, por lo que las y los presentes en la charla se comprometieron a motivar al resto para asistir a un segundo encuentro, programado para los próximos días y siempre a cargo de la Defensoría Penal Pública.

 

Escríbenos a WhatsApp
Salir de la versión móvil