Inicio DESTACADAS Ministro Delgado defendió expulsión de venezolanos realizado este domingo desde Iquique

Ministro Delgado defendió expulsión de venezolanos realizado este domingo desde Iquique

El Servicio Jesuita Migrante y la Defensoría de la Niñez cuestionaron el procedimiento por vulnerar el debido proceso y el derecho a vivir en familia y la reunificación familiar.

188
0

Este domingo 56 venezolanos fueron expulsados del país, en el segundo de los 15 vuelos contratados por el ministerio del Interior para realizar este tipo de procedimientos, los cuales salen desde Iquique rumbo a Caracas, Venezuela.

De acuerdo a la información disponible, de las  expulsiones, 19  están ligadas a delitos como  presunto tráfico de drogas o migrantes. En tanto, 36 ingresaron al país por pasos no habilitados.

Además, 27 de los ciudadanos extranjeros fueron trasladados por la Prefectura de Migraciones y Policía Internacional de Arica y Parinacota hasta Iquique.

Se trató de 24 hombres y tres mujeres todos de nacionalidad venezolana; 18 de ellos corresponden a expulsiones judiciales, mientras que los otros nueve corresponden a expulsiones de carácter administrativas decretadas por la intendencia de Arica y Parinacota por ser extranjeros que nunca regularizaron su situación migratoria en el país.

Publicidad

Mientras el gobierno defendió la expulsión, a través del ministro del Interior, Rodrigo Delgado; el Servicio Jesuita Migrante y la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, criticaron la medida por vulnerar el debido proceso y el derecho a vivir en familia y la reunificación familiar.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, explicó que serían expulsadas por tener condenas o causas pendientes en su país de origen. Afirmó que una veintena de personas están condenadas y van a conmutar sus penas con la expulsión, y que algunas están ligadas al tráfico de menores y otras condenadas por tráfico de drogas, por robo con violencia.

Además, argumentó los motivos de por qué las expulsiones se están llevando a cabo un fin de semana, específicamente un domingo. Dijo que tiene que ver con disposiciones logísticas, de vuelo, sanitarias y de distinta índole, y que como ministro da que este procedimiento se está ajustando a derecho.

Sin embargo, esta expulsión fue criticada por la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, quien manifestó su repudio al comportamiento del ministerio del Interior y Seguridad Pública, ya  que una vez más realiza procedimientos de expulsión en fin de semana, con notificaciones en madrugada, sabiendo y conociendo que las cortes de apelaciones no tienen funcionamiento para poder resolver con inmediatez aquellos recursos y acciones de amparo que se interponen por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, por el Servicio Jesuita Migrante o por otras organizaciones preocupadas de los derechos humanos de los migrantes.

Muñoz añadió que en esta expulsión se dio el caso de niños que fueron separados de sus de sus familias y que esta situación manifiesta de manera evidente el incumplimiento y la infracción de parte del ministerio del Interior, de aquellos principios básicos que protegen a niños, niñas y adolescentes que tienen que ver con su derecho a vivir en familia y con aquello que se relaciona con la reunificación familiar.

Por último, la defensora de la Niñez hizo un llamado al ministerio del Interior para que entienda que la ley de migraciones, no puede afectar y violentar derechos humanos, “ley que ellos mismos como gobierno modificaron y promovieron”.

Asimismo, la directora nacional del Servicio Jesuita Migrante, Waleska Muñoz, afirmó que criminalizar la migración es algo que le hace muy mal al país en términos de avanzar para ser un país de inclusión.

Enfatizó que hay que dejar muy en claro que estas son situaciones administrativas, no penales. “Esto sucede de manera sorpresiva, pero teníamos el caso de dos personas que tenían hijos, uno no lo pudimos acreditar y el otro dio positivo de COVID-19 y fue llevado a una residencia sanitaria, pero eventualmente iba a ser subido al avión”.

Recalcó que si las expulsiones van a continuar dándose durante los fines de semana, las cortes también debieran funcionar para que los migrantes puedan defenderse y tener el debido proceso.

Publicidad