Inicio INTERNACIONAL Castillo lidera elecciones de Perú con 100% de actas procesadas

Castillo lidera elecciones de Perú con 100% de actas procesadas

Keiko Fujimori denunció irregularidades y acusó al partido de su oponente, de "boicotear la voluntad popular".

172
0

Con el 100 por ciento de las actas electorales procesadas y el 99,295 por ciento contabilizadas, Pedro Castillo es el candidato con más votos en las elecciones presidenciales peruanas con al menos 8.803.629 sufragios.

Si bien aún resta un 0,705 por ciento de los votos por escrutar, y ese porcentaje es mayor al que separa a Castillo de la candidata Keiko Fujimori (0,4 puntos porcentuales), es inviable que se pueda revertir este resultado.

Durante el conteo de votos del balotaje presidencial en Perú, Keiko Fujimori denunció irregularidades y acusó al partido de su oponente, de “boicotear la voluntad popular”.

Luego, anunció que solicitaría la nulidad de 802 mesas en todo el país. Pero ni las autoridades electorales ni misiones observadoras externas tienen registros de un fraude.

Perú Libre es el partido de Castillo y Fuerza Popular, el de Fujimori.

El 9 de junio por la noche, cuando la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ya llevaba el 99,1 por ciento de las actas procesadas, Fujimori anunció que solicitaría la nulidad de 802 mesas al Jurado Nacional Electoral (JNE). Ambos organismos indicaron a la AFP que por el momento no se pronunciarían sobre esta solicitud.

Al 7 de junio, el JNE había registrado 148 incidentes durante las votaciones, como propaganda ilegal, marcas a favor de candidatos dentro de las cámaras secretas y electores que se negaron a ser miembros de mesa, entre otros.

“Hay incidencias que se reportan pero que no significan fraude en absoluto”, señaló el 9 de junio a AFP Factual una encargada de comunicaciones del JNE, quien agregó: “Las incidencias no son fraude. Un fraude es cuando hay actos sistemáticos y premeditados que tengan incidencia directa en las votaciones, eso no existe”.

El fraude electoral no se encuentra tipificado como delito en el Código Penal peruano, aunque varios artículos sí castigan procedimientos que atentan contra las elecciones.

Piden prisión preventiva para Keiko Fujimori

En medio de la tensión por conocer de una vez por todas el resultado oficial, un fiscal anticorrupción pidió este jueves prisión preventiva para la candidata derechista Keiko Fujimori.

En el campo de Fujimori, el fiscal José Domingo Pérez solicitó al juzgado anticorrupción “que se revoque la comparecencia con restricciones (libertad condicional) y se dicte nuevamente prisión preventiva contra la acusada Keiko Fujimori”, por infringir la prohibición de reunirse con testigos del caso Odebrecht, por el que está bajo investigación.

“No hay ningún temor de que se concrete esta prisión preventiva”, dijo Fujimori en su primera reacción al pedido del fiscal, negando haber incumplido reglas de conducta impuestas por la justicia.

Según la candidata “hay una clara intencionalidad de distraernos, perturbarnos del proceso” por parte del fiscal Pérez.

La candidata, que deberá ir a juicio por este caso si pierde el balotaje, ofreció una rueda de prensa el miércoles junto al fujimorista Miguel Ángel Torres, testigo de la causa de Odebrecht, para pedir al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que anulara los resultados de 802 mesas de votación, unos 200.000 votos, por supuestas irregularidades.

La petición del fiscal Pérez crispó más los ánimos en un país que sigue sin conocer quién será su nuevo presidente cuatro días después de la votación.

Al respecto, la candidata presidencial peruana Keiko Fujimori calificó de “absurda” la solicitud del fiscal.

“Lo más absurdo de todo es la razón por la que está solicitando este cambio”, de comparecencia por prisión efectiva, aseguró Fujimori este jueves, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañada por Miguel Torres, quien es testigo del caso y admitió que ha mantenido cercanía con la campaña electoral de Fujimori.

La candidata afronta un pedido fiscal de más de 30 años de cárcel por presunto lavado de dinero en la financiación de sus anteriores campañas electorales, un juicio que eludiría de resultar electa.

Publicidad