Inicio INTERNACIONAL Justicia de Estados Unidos decidirá en pocos días la extradición del ex...

Justicia de Estados Unidos decidirá en pocos días la extradición del ex presidente Alejandro Toledo

El Gobierno peruano solicitó el procedimiento a raíz de una acusación contra el ex mandatario de haber recibido hasta 35 millones de dólares por parte de la constructora Odebrecht, a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú. Toledo fue detenido en julio de 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, y estuvo ocho meses en prisión.

609
0

La Justicia de Estados Unidos decidirá en los próximos días si concede o no la solicitud de extradición presentada por el Gobierno de Perú para el ex presidente de ese país, Alejandro Toledo, acusado de corrupción.

Tras escuchar los argumentos de la Fiscalía de EE.UU. (en representación del Gobierno de Perú) y del abogado de Toledo, Graham Archer, el magistrado Thomas Hixson de la Corte del Distrito Norte de California, aseguró que tomará una decisión en cuestión de días.

Durante la audiencia de este viernes, que duró menos de dos horas, Hixson se mostró muy escéptico con los argumentos de la defensa, según los cuales el ex presidente peruano no sabía de dónde procedía el dinero con el que un tercero pagó las hipotecas de dos de sus propiedades.

Toledo fue detenido en julio de 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, y estuvo ocho meses en prisión al apreciar el juez un riesgo de fuga, aunque finalmente pudo salir de la cárcel y pasar a una situación de arresto domiciliario en marzo de 2020, con el estallido de la pandemia de covid-19.

Según las investigaciones de la Fiscalía peruana, el ex mandatario de 75 años habría recibido hasta 35 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa brasileña en sus negocios en Perú, cuando aún era presidente.

Durante la audiencia de este viernes, su abogado puso en duda la credibilidad de los dos principales testigos contra Toledo en el caso que se está investigando en Perú: el empresario israelí, Josef Maiman y el ex empleado de Odebrecht, Jorge Barata.

Según la defensa, sus testimonios son “inconsistentes y contradictorios” y no permiten elaborar una “causa probable” contra el ex presidente peruano tal y como sostiene la fiscal, Rebecca Haciski.

Haciski apuntó que en un juicio de extradición no cabe entrar a valorar la credibilidad de los testigos y basta con determinar que existen suficientes indicios de que Toledo participó en actos de conspiración y lavado de dinero para proceder a entregarlo a las autoridades peruanas.

Publicidad
FuenteCNN Chile
Artículo anteriorAntiguas huellas de 23.000 años retrasan la fecha de llegada de humanos a América
Artículo siguienteJusticia italiana libera a Puigdemont, que podrá salir de Cerdeña