Inicio INTERNACIONAL Perú dice adiós al poliestireno para portar alimentos y bebidas

Perú dice adiós al poliestireno para portar alimentos y bebidas

Se trata de un material que desprende sustancias dañinas para la salud cuando entra en contacto con el calor. En la naturaleza puede mantenerse por siglos, ser ingerido por animales o peces e incluso llegar por esta vía al ser humano.

633
0

Los envases de poliestireno para alimentos y bebidas están prohibidos a partir del lunes en Perú.

¿Por qué? Ayer entró en vigor la norma que impide su consumo interno, importación, distribución, entrega y uso.

La prohibición es parte de la Ley 30.884, aprobada en 2018.

Esta regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables.

Desde 2019 impide la entrega gratuita de bolsas de plástico en los supermercados y de bombillas para bebidas en restaurantes y otros establecimientos.

El ministro de Ambiente de Perú, Rubén Ramírez, calificó en un comunicado la prohibición de los envases de poliestireno como “un importante avance en el tránsito hacia la economía circular”.

“Para ello es importante que la ciudadanía adopte cambios en su comportamiento en cuanto a sus hábitos de consumo, pensando siempre en conservar nuestro planeta”, apuntó Ramírez.

Las consecuencias del tecnopor

El poliestireno, conocido en Perú con el nombre de tecnopor, fue usado ampliamente hasta hace poco tiempo en restaurantes para servir comida para llevar.

Se trata de un material que desprende sustancias dañinas para la salud cuando entra en contacto con el calor.

Estas mismas sustancias se adhieren a los alimentos y a largo plazo pueden ocasionar consecuencias muy graves.

A eso se suman los problemas que este genera en el ambiente, al tratarse de un plástico que emite toxinas.

Adicionalmente, el poliestireno es prácticamente imposible de degradar y puede permanecer cientos de años contaminando los lagos, los litorales y la tierra.

En el mar, las partículas de poliestireno pueden ser confundidas por alimento por distintas especies.

Su ingesta puede causarles la muerte o, en su lugar, quedar en forma de micropartículas dentro del organismo que luego puede llegar a ser consumido por el ser humano.

Publicidad
FuenteBiobio Chile
Artículo anteriorCovid-19: España alcanzó 49.823 nuevos contagios en un día, la cifra más alta desde iniciada la pandemia
Artículo siguienteLa justicia argentina desestima espionaje ilegal del gobierno de Macri