Inicio INTERNACIONAL Bolivia: Jeanine Áñez se declara en huelga de hambre

Bolivia: Jeanine Áñez se declara en huelga de hambre

La expresidenta interina de Bolivia quiere que la comunidad internacional “entienda que la justicia es de Evo Morales y Luis Arce”. Este jueves comienza el juicio en contra de la dirigente.

434
0

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez se declaró este miércoles en huelga de hambre antes del inicio del juicio en su contra por el caso llamado “golpe de Estado II”, por el que se le acusa de las acciones que la llevaron a la Presidencia del país durante la crisis política de 2019. Se prevé que el proceso comience este jueves.

“Tomo una de las decisiones más duras de mi vida, hoy ingreso en huelga de hambre, estoy desesperada de ver un país sin justicia ni ley, que la comunidad internacional entienda que la justicia es de Evo Morales y Luis Arce”, señala Áñez en una carta manuscrita que leyó su hija Carolina Ribera en las puertas del penal en La Paz, donde Áñez está recluida hace 11 meses.

“Estoy enferma, pero mis últimas fuerzas serán para demostrar que estos hombres, machos del poder, no podrán ocultar de la historia el fraude que cometieron”, dice la política en otro extracto de su misiva. Tras leer el texto, Ribera dijo que su madre adoptó esta decisión por la “desesperación de tener justicia”, y manifestó su preocupación por las consecuencias que pueda tener en la salud de Áñez esta huelga.

Solidaridad opositora

Durante su detención, Áñez ha sufrido varios problemas de salud, como una crisis por hipertensión arterial, depresión y en una ocasión se autolesionó el brazo manifestando que ya no quería vivir. Según el oficialismo, Áñez vulneró los reglamentos del Senado y la Cámara de Diputados para ponerse en sucesión constitucional y asumir la Presidencia tras la renuncia de Evo Morales y otros altos cargos del Ejecutivo y el Legislativo que eran del Movimiento al Socialismo (MAS).

El inicio de la huelga despertó la solidaridad de distintos actores políticos bolivianos. El expresidente Carlos Mesa valoró el “sacrificio personal” que asume Áñez “para enfrentar la autocracia y la brutalidad masista, que vulnera todos sus derechos, la mantiene en un encierro vergonzoso y quiere someterla a un juicio espurio”. Rómulo Calvo, del Comité pro Santa Cruz, sostuvo que se trataba de “un encarcelamiento injustificado y un juicio absurdo” los que han llevado a Áñez a “protestar drásticamente desde su celda”. El también expresidente Jorge Quiroga, en tanto, criticó los “atropellos” contra la política. “Qué enorme contraste entre su coraje y la cobardía de los que ayer huyeron, y hoy la someten a su cruel guillotina”, sostuvo.

Publicidad
FuenteDeutsche Welle
Artículo anteriorHabla chilena desaparecida en Ecuador y niega agresiones de su pareja: familia no se podía comunicar
Artículo siguienteNueva York y varios países anuncian relajo en medidas por la pandemia