Inicio EMPRENDEDORES Familia de Chanavayita emprende con una pionera fábrica de bloquetas

Familia de Chanavayita emprende con una pionera fábrica de bloquetas

353
0

Apoyada en el Programa de Fomento Productivo de Collahuasi, “Los Espejo Araya” es una empresa familiar que se ha esforzado por avanzar en la profesionalización de sus operaciones y el aumento de sus utilidades. Su próximo desafío es construir una imagen de empresa y aumentar la producción de 1500 a 5000 bloques.

Provenientes de La Serena, la familia Espejo Araya reside hace más de 20 años en Chanavayita, una localidad del borde costero sur de Iquique que no sólo transformó en un nuevo hogar, sino también en un lugar para cumplir sueños y generar un emprendimiento propio.

Fue así como Ibar Espejo – patriarca de esta familia- decidió ser un emprendedor, asociándose con su hermano Danilo para iniciar juntos una incipiente fábrica de bloquetas hace más de siete años. Hoy ese anhelo, es un negocio pionero y único en caleta Chanavayita, que cuenta desde 2021 con el apoyo de Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi a través de su Programa de Desarrollo Productivo, el cual es ejecutado por la consultora regional Co-Imagina.

Dicho programa se ejecuta en un trabajo coordinado entre los 11 sindicatos del borde costero sur de Iquique y la compañía minera, con el objetivo de avanzar en la consolidación de emprendimientos que contribuyan a la dinamización de la economía tarapaqueña, además de generar nuevas oportunidades de ingresos económicos, empleo y desarrollo para los vecinos participantes y sus familias.

Publicidad

En sus inicios, la fábrica de bloquetas “Los Espejo” carecía de equipamiento, por lo que sus procesos eran rudimentarios, pero con apoyo del Programa de Desarrollo Productivo de Collahuasi aumentó su producción de 1.000 a 1.500 bloquetas, disminuyó costos operacionales e incrementó sus utilidades en más de un 50 por ciento.

Sobre el impulso entregado por Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, Ibar Espejo, cuenta cómo han podido crecer en este tiempo. Somos uno de los agradecidos de la empresa Collahuasi, la compañía nos motivó a que nuestro emprendimiento tomara su cauce y hoy en día estamos haciendo bloques con un mejoramiento bastante importante, tenemos muchísimo material comprado gracias a la ayuda de la Compañía y estamos funcionando”.

En esa línea, Ibar cuenta que “la gente de la misma caleta, que vio que volvimos a trabajar, nos ha pedido hacer bloques para hacer una construcción más sólida. Haciendo las cosas con amor y medidas las cosas salen bien. En cuatro o cinco días, nuestros bloques están listos para trabajarlos”, comenta.

Consultado por cuántas personas trabajan en la fábrica, Ibar comenta que hoy es un negocio 100% familiar y destaca que son ocho hermanos los radicados en Chanavayita. “Además de nosotros, tenemos sobrinos y hoy, entre todos, le damos prioridad a dar trabajo a la familia, yo ya tengo nietos que están aprendiendo del negocio, son chiquillos jóvenes y que ya están inclusive aprendiendo a manejar las maquinarias”, relata.

Gracias a esta iniciativa de Collahuasi enfocada en el emprendimiento, este negocio familiar contó con fondos y asesoramiento en la compra de un camión tolva de 25 toneladas para trasladar la materia prima que se necesita en la elaboración de este insumo de construcción. Asimismo, una máquina bodkat, con la cual ha podido ampliar su producción para atender la demanda de otras localidades del borde costero sur de la comuna de Iquique.

Para 2022, la familia Espejo Araya planea expandir su fábrica con la habilitación de nuevas oficinas y bodegas, además de equipamiento de avanzada. Adicionalmente, ampliar el radier -donde secan el producto- a un área de 150 metros cuadrados, de modo de garantizar un aumento importante en su producción. Posterior a estas inversiones, el siguiente paso es crear una imagen corporativa y continuar con mejoras en infraestructura, que permitan llegar a producir 5.000 bloquetas.

Al respecto, el Superintendente del Borde Costero Matías Aylwin, destacó el trabajo de la compañía junto a la comunidad y los buenos resultados que se obtienen. “Ser un vecino más de la región de Tarapacá es lo que nos mueve, por eso nos sentimos orgullosos de poder ser parte del crecimiento de la familia Espejo Araya y ver cómo han evolucionado en un negocio que hoy también brinda oportunidades a otros tarapaqueños. Nuestro Plan de Producción Productiva genera círculos virtuosos, y la fábrica de bloquetas es un ejemplo de ello”, dijo Aylwin.

La fábrica de bloquetas “Los Espejo” es administrada por Gabriel Espejo, hijo de Ibar, quien trabaja junto a su esposa Patricia Segura, sus padres, tíos y su hermano Maykol. Este emprendimiento está emplazado en un terreno de Chanavayita, obtenido en arriendo con el Ministerio de Bienes Nacionales y hoy los hermanos Ibar y Danilo gestionan su tramitación para ser dueños de la propiedad.

Publicidad
Artículo anteriorDiputada Emilia Nuyado ingresó un proyecto que busca eliminar el IVA de los alimentos de la canasta de bienes y servicios
Artículo siguienteSudamericano Sub 20: La Roja Femenina se enfrenta a Colombia en la última fecha de la fase de grupos