Inicio INTERNACIONAL Impiden a tripulantes iraníes de avión venezolano salir de Argentina

Impiden a tripulantes iraníes de avión venezolano salir de Argentina

"Argentina no ha recibido ningún tipo de requerimiento diplomático de Venezuela", dijo el canciller Santiago Cafiero.

317
0

Cinco tripulantes iraníes de un avión venezolano de carga, retenido en el Aeropuerto Ezeiza de Buenos Aires, deberán seguir a disposición de la Justicia en Argentina ante la sospecha de que pudieran pertenecer a empresas vinculadas a la Guardia Revolucionaria iraní, según trascendió este lunes.

El juez federal Federico Villena ordenó la retención de los pasaportes de los tripulantes iraníes “por el término de 72 horas” y a la Policía aeroportuaria “que informe sobre cualquier movimiento” del avión Boeing 747. Según el fallo, esa medida se fundó en “la sospecha razonable de que la razón esgrimida al ingresar (a Argentina) podría no ser la real o verdadera”.

La aeronave que llegó a Argentina el 6 de junio procedente de México, según una denuncia de congresistas de la oposición, pertenece a la empresa EMTRASUR, una filial de la venezolana CONVIASA, bajo sanciones del Tesoro de Estados Unidos. “Con posterioridad al ingreso se recibe información de organismos extranjeros que advertían acerca de la pertenencia de parte de la tripulación a empresas relacionadas con la Guardia Revolucionaria de Irán”, dijo el lunes a la prensa local el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

Los controles rutinarios detectaron “cosas que no eran lógicas. Habían declarado una tripulación que era menor a la que viajó y eso llevó a una investigación”, señaló Fernández. Sobre los viajeros no pesaba ninguna alerta de INTERPOL, afirmó el funcionario. “Se les dio autorización para dormir y no se fueron por falta de combustible. Las empresas de acá no le quieren cargar (combustible) por una posible sanción de Estados Unidos”, añadió.

El avión de carga, con 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes, arribó con autopartes. Luego de aterrizar en la provincia de Córdoba (centro) voló a Buenos Aires. El 8 de junio despegó e intentó aterrizar en Uruguay, pero le fue negada la autorización, por lo que regresó a Argentina.

La reacción de Teherán este lunes fue calificar los hechos de propagandísticos. “Las últimas semanas están llenas de propaganda, operaciones psicológicas, guerra de palabras para provocar un sentimiento de inseguridad (en Irán) y este caso forma parte de ello”, declaró el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Said Khatibzadeh.

Argentina considera sensible la presencia de viajeros iraníes, debido a las alertas rojas de captura emitidas por INTERPOL que rigen para exgobernantes de ese país, acusados por el atentado contra el centro AMIA de la comunidad judía argentina en 1994, que dejó un saldo de 85 personas muertas y unas 300 heridas.

La decisión del juez Villena se produjo ante una petición de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), en tanto representante de la comunidad judía del país sudamericano, de ser parte querellante en la investigación sobre los pasajeros del avión.

El ministro de Seguridad aclaró que los iraníes están en un hotel y que se les tomaron huellas dactilares. Los tripulantes venezolanos, en cambio, se encuentran en posesión de sus documentos. “Argentina no ha recibido ningún tipo de requerimiento diplomático de Venezuela”, explicó el canciller Santiago Cafiero a una radio local. El ministro sostuvo que el Gobierno aguarda una decisión judicial. “Cuando el juzgado determine el procedimiento a seguir, será lo que vamos a hacer”, señaló.

Publicidad
FuenteDeutsche Welle
Artículo anteriorAl menos 15 muertos y más de 500.000 damnificados dejan lluvias en Guatemala
Artículo siguienteMinistro Valenzuela descarta caída del 20% en producción tras proyecciones del gremio agrícola